Ciudad de México: Capital de sabores

Arts & Culture

Descubre una de las gastronomías más deliciosas, variadas y reconocidas del mundo

Si piensas que la gastronomía de la Ciudad de México se trata de burritos y nachos, te tengo noticias: difícilmente los encontrarás en los restaurantes. Lo bueno es que podrás descubrir una de las cocinas más variadas, deliciosas y reconocidas ¡del mundo! Estas son 10 razones que prueban este hecho:

1.       Nacido para ser delicioso: El emperador azteca Moctezuma II (1466-1520) y su corte solían tener unos 30 platillos distintos servidos en cada comida, mismos que incluían pavos, faisanes, pequeñas aves, palomas, patos, venado, conejo, gusanos y hormigas, todos acompañados con las tradicionales tortillas de maíz y tamales [1]. Además, su dieta incluía pescado del Golfo de México, guayabas, aguacate, camote y otras frutas de las regiones más cálidas del país y de Centroamérica [2]. De hecho, ¡muchos de esos ingredientes los seguimos comiendo a diario!

2.       De México para el mundo: Maíz, chile, chocolate, vainilla, tomate, frijoles, aguacate, pavo, nopales y tunas, calabaza y su flor, calabaza de castilla, jarabes y algunos tipos de papas… Son sólo algunos de los muchos ingredientes que México le dio a la gastronomía mundial [3]. Estuvieron presentes en las cocinas prehispánicas y siguen presentes en nuestra dieta diaria. ¿Puedes imaginar una pizza sin tomate o un postre sin vainilla y chocolate? ¡De nada!

Ciudad de México: Capital de sabores

3.       Una licuadora: La Ciudad de México es una fusión de muchos siglos de historia y tradiciones de todo el mundo. El imperio Azteca tenía comercio con otras regiones y culturas del país y de Centroamérica. Por ello, varios ingredientes de lugares distantes (como Honduras y Panamá) han sido hallados en las cocinas prehispánicas de la ciudad. Después, la conquista española trajo ingredientes del resto de los continentes.

4.       Una fusión histórica: Con la llegada de las culturas europeas en el siglo XVI, ingredientes y sabores de todo el mundo se mezclaron con la cocina nativa del país, creando una de las gastronomías más diversas y maravillosas. Los españoles importaron ingredientes y técnicas de las cocinas árabe, caribeña, española y de otras europeas, y los combinaron con lo indígena, desarrollando nuevos sabores y habilidades que fueron evolucionando durante los tres siglos de periodo colonial [4].

5.       El ombligo del mundo gastronómico: Durante el periodo colonial, la Ciudad de México fue el centro de la ruta comercial entre Europa (cuyos barcos llegaban a Veracruz) y Asia (siendo Acapulco el puerto principal). Por ello, la ciudad se convirtió en una metrópolis rica y vibrante. Así integró ingredientes y hábitos de todo el mundo a su dieta, como comer arroz de Asia (mezclado con ingredientes mexicanos, ¡por supuesto!), e incorporó carnes (res, puerco y pollo), productos lácteos, caña de azúcar y otros ingredientes de Europa [5].

Ciudad de México: Capital de sabores

6.       Nouvelle fusion: Después de su independencia en el silgo XIX, México fue invadido dos veces por Francia (1838 y 1862) y fue gobernado por el emperador austriaco Maximiliano de Hasburgo y su esposa belga Carlota de 1862 a 1867. Por ende, grandes poblaciones de franceses y otras nacionalidades europeas se establecieron en territorio mexicano, por lo que técnicas y productos de Francia, Bélgica, Austria y Hungría se mezclaron con la ya de por sí desarrollada cocina mexicana, haciéndola aún más sofisticada, diversa y deliciosa.

7.       Migración interna: Como sabes, la Ciudad de México es una de las capitales más grandes y pobladas del mundo. Esto no se debe a una inexplicable tasa de fertilidad entre su población, sino a las grandes migraciones que han llegado de las provincias mexicanas a la capital en las últimas seis décadas. Como resultado, ingredientes y recetas de todo el país vinieron a esta metrópolis. Por ello es que hablar de la cocina de la Ciudad de México significa hablar de las cocinas de todo el país.

8.       Delicias por todos lados: De acuerdo a la OCDE, los mexicanos trabajan más horas (10 horas al día) que el resto de las nacionalidades. Esto provoca la necesidad de comer algo rápido y práctico, generalmente en las calles. Por ello es que la comida rápida callejera en la Ciudad de México es tan abundante, siendo los tacos los reyes de este género [6]. Ésta se encuentra prácticamente en todos lados, ¡es barata y deliciosa!

Ciudad de México: Capital de sabores

9.       Una destacada tradición: La Ciudad de México cuenta con más de 51 mil lugares de comida [7]. En 2014, la ciudad obtuvo el Record Guinness por reunir al mayor número de chefs (3,634) en un mismo sitio: el Ángel de la Independencia. También fue sede del evento internacional “Mesamerica”, que contó con la presencia de algunos de los mejores chefs del mundo como Mario Batali, Mikel Alonso, Rodrigo Oliveira y Renzo Garibaldi, quienes estuvieron en conferencias y actividades culinarias que celebraban la comida callejera de las grandes ciudades del mundo.

10.       La lista: Esta es una breve lista de los platillos más típicos de la ciudad que DEBES probar durante tu visita a esta capital: Quesadillas (tortilla de maíz doblada y rellena de algún ingrediente, como queso, champiñones, flor de calabaza, pollo, etc.), Tostadas (tortilla de maíz frita acompañada con frijoles, algún tipo de carne, lechuga, crema y queso encima), Caldo Tlalpeño (caldo de pollo y chile chipotle con zanahorias, pollo deshebrado, chícharos, garbanzos y aguacate), Tlacoyos (panecillos ovales de tortilla de maíz rellenos de frijoles refritos, queso u otros ingredientes), Chilaquiles (totopos de tortilla de maíz bañados con salsa verde o roja y servidos con pollo, cebolla, crema y queso), Gorditas (tortilla de maíz gruesa y frita, rellena con carne de puerco, queso, crema, cebolla, cilantro y salsa picante), Flautas (tacos delgados servidos con salsa, crema, queso, lechuga y guacamole) y todas las variedades de tacos.

Así, en la Ciudad de México encontrarás una de las más variadas y fantásticas gastronomías del mundo, resultado de la fusión de lo mejor de cada lugar. Te lo garantizamos: no querrás dejar de probar cada platillo ¡y amarás cada uno de ellos!

 

[1] Dominguez, Edmundo (1993) “Presentación”, in Castillo, E. et al., Platillo Ciudad de Mexico, Mexico, p. 17

[2] Iturriaga, José (2000) “La Comida Prehispánica”, Mexico: ILCE.Available online:  http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/fondo2000/vol2/20/htm/sec_6.html

[3] Iturriaga, José (2000) “Aportaciones alimenticias de México y América al mundo”, Mexico: ILCE. Available online: http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/fondo2000/vol2/20/htm/sec_8.html

[4] Perez, Guadalupe (1987) “Cocina y cultura mexicana”, in Voluntariado Nacional de Banrural (1987) “Comida Familiar de la Ciudad de México”, Banco de Crédito Rural: México, p. 16

[5] Ibid: 19-20

[6] Voluntariado Nacional de Banrural (1987) “Comida Familiar de la Ciudad de México”, Banco de Crédito Rural: México, p. 9

[7] INEGI-DENUE 2013

 

Ciudad de México: Capital de sabores